Laura Navalon

Aceite Esencial Manzanilla Romana

Precio de venta Precio €75,00 Precio habitual Precio unitario  por 

Nombre botánico: Chamaemelum nobile
Lugar de procedencia: Francia, Bélgica
Parte destilada: Sumidades en flor
Principales componente: Angelato de isobutilo, angelato de isoamile, angelato de
metalilo, pinocarvona
Familia botánica: Asteraceae
Identidad aromática: Carácter de flor y de hierba

Calmante del sistema nervioso central
Irritaciones de la piel, alergias
Digestivo
Antiinflamatorio y antidolor
Antiespasmódico potente

Descripción:

La familia de las compuestas nos proveen valiosísimos aceites esenciales tales como el que se extra de la siempreviva, la manzanilla alemana, el tanaceto, la milenrama, la olivardilla y por supuesto la manzanilla romana. Las virtudes de esta planta son conocidas desde hace mucho tiempo, los egipcios dedicaban la flor al dios Ra, dios del sol, la usaban para combatir la fiebre.
Su aroma nos es muy familiar, pues ¿quién no ha disfrutado alguna vez de los beneficios digestivos y calmantes de una infusión de manzanilla?
Su aceite esencial es un auténtico tesoro para el sistema nervioso, el sistema digestivo y la piel. Indispensable a pesar de su coste algo elevado.
En el lenguaje de las flores la manzanilla es “la paciencia frente a la adversidad”,
pues calma las mentes y corazones agitados y los re-equilibra.

Propiedades terapéuticas:

Antálgico
Pre-Anestesiante
Antiespasmódico
Calmante del sistema nervioso central, relajante, ansiolítico
Anti-inflamatorio
Anti pruriginoso
Antiparasitario
Antidepresivo

Indicaciones terapéuticas:

Ataques de nervios, desequilibrios nerviosos
Neuritis, neuralgias
Insomnio, estrés, ansiedad, angustia
Shock nervioso, ataques de nervios, nerviosismo, pesadillas, miedos
Depresión
Náuseas, vómitos, cólicos
Eczema, psoriasis, dermatitis, reacciones alérgicas con picor
Piel sensible inflamada, cuperosis, acné, rosácea
Parasitosis (oxiuros, áscaris, lamblia)

Bienestar psico-emocional:

Su reconfortante aroma es especialmente indicado para las personas muy sensibles
que tienen un sistema nervioso frágil.
También lo es para recuperarse de un shock emocional.
Calma la agitación y las tensiones internas, alivia los “nervios en el estómago”.
Desbloquea el plexo solar y alivia la sensación de piedra en la boca del estómago.
Equilibra las emociones y centra, para este propósito se suele asociar con el aceite esencial de lavanda.
Es muy útil para tranquilizar a los niños cuando tienen miedo (pesadillas, visitas al médico, al dentista, etc.)
Ayudará a las personas melancólicas o depresivas.

Precauciones de uso:

Ninguna

Antes de utilizar cualquier aceite esencial es necesario leer las PRECAUCIONES A TENER ENCUENTA

Estas propiedades y aplicaciones se han obtenido de obras de referencia en aromaterapia. Toda la información de esta página tiene un carácter meramente informativo, y no puede ser considerada como una información médica, ni comprometer nuestra responsabilidad legal. Consulte a su médico o profesional de la salud formado en aromaterapia para un tratamiento terapéutico específico y adecuado.